jueves, 18 de junio de 2015

Intérprete, la serie

No hay profesional de este sector que no haya pasado por este momento:

- Hola, ¿a qué te dedicas? (la evolución natural del ¿estudias o trabajas?)
- Soy intérprete.

Aquí tienes dos opciones no necesariamente excluyentes:

A) ¿Eres actriz?



B) ¿Traductora de la ONU como la Kidman? He visto la película.

Gracias, Nicole
Pero ahora se abre ante nosotros una nueva posibilidad: el día 11 de junio se presentó en el Festival de Shanghái una nueva serie que puede poner fin a nuestras quejas o hacer que la pobre de Nicole deje de ser el único blanco de nuestras críticas.

La serie en cuestión se llama Interprète y es la adaptación de la novela china Les Interprètes de Jin Huanhuan, que se publicó en 2006. Al parecer es una comedia romántica que narra el viaje de una graduada que empieza su carrera profesional como intérprete de chino-francés y su mentor que es muy duro con ella pero al que acaba ganándose.

La parte de comedia romántica me llama menos, está muy vista y aunque hablo mucho de #TerpLove (amor cabinero) en Twitter, los flechazos no son la cosa más habitual en nuestro trabajo. Sí que puedes encontrar amigos en cabina o en una sala pero ya os digo que después de 8 horas de cabina, en un espacio cerrado y con escasa ventilación, el amor es en lo último en lo que piensas (excepto el amor por un buen desodorante y una ducha de media hora).

Presentación de la serie: el amor a un cuaderno de notas de distancia
Lo que sí me gustaría ver en esta serie es lo siguiente:

- Cabinas. si nos fiamos del mini trailer que han sacado y que apenas muestra nada, nuestra intérprete va a viajar más que el baúl de alguna tonadillera española. No estaría mal ver cabinas de medio mundo y sobre todo cabinas chinas. Pero no solo cabinas como las de la ONU (que nos mostró Nicole en detalle), queremos cabinas de las de verdad, de esas que amenazan con caerse si interpretas con demasiada energía, cabinas con visibilidad reducida y con reservas de oxígeno que disminuyen por momentos. También cabinas en hoteles de lujo, en teatros, entre bambalinas en un evento internacional.

Dame cabinas #BoothPorn
- Relación con los clientes. Queremos ver a Yang Mi pedir presentaciones y dedicar horas al estudio de temas, pero sobre todo queremos ver la cara del organizador cuando le pidan el power point y no entienda para qué narices lo quiere. 

- Ponentes metralleta y ponentes que se emocionan y saltan los refranes que decía su abuela en el pueblo o que en medio de una ponencia sobre publicidad digital deciden hablarte de barcos y todas las partes del velero que se acaban de comprar.

¿Perdona? ¿Qué te he hecho yo?

- Concabinato. Claro que sí, pero no solo la supuesta historia de amor. Queremos ver el trabajo en equipo, los compañeros que apoyan y los que no le desearías a tu peor enemigo. Un poco de #Terplove pero también realismo.

Desde luego el tema del vestuario por ahora parece bastante adecuado:



Sé que esta lista de deseos quizás sea excesiva. Es una serie, tienen que hacer que la trama sea interesante y no pueden centrarse tanto en nuestro trabajo pero puestos a pedir: me encantaría que tuviera un blog en el que contase sus aventuras. Un pequeño blog que pudiera optar a la lista de mejores blogs del año. 

Por cierto, gracias a vuestro apoyo, este año nuevamente el blog entra en la lista. Después de cinco años en activo estamos en el puesto 13, eso quiere decir que somos:



miércoles, 10 de junio de 2015

El intérprete que salvó vidas y el sofá que hablaba

Lo bueno de tener una mañana libre en junio es que puedes perderte unas horas en la Feria del libro y descubrir historias que de lo contrario permanecerían ocultas. Esta semana al pasear, opté por perderme en la caseta de literatura rusa y encontré esta maravilla:




Cualquier libro que contenga la palabra "intérprete" despierta mi curiosidad, esa es la verdad, pero además me encantó ver que el nombre de la traductora está visible en la contraportada. Un detalle de calidad a tener en cuenta. Como ya le había dado la vuelta al libro, me puse a leer de qué iba la trama y os dejo que hagáis lo propio antes de seguir:




Breve resumen para los que no tengan las gafas a mano: Daniel Stein, un judío polaco que trabaja como intérprete de alemán para la Gestapo en realidad logra salvar la vida de cientos de personas en el gueto de Emsk y se ve obligado a buscar refugio en un convento cuando le descubren. Hasta ahí todo parece interesante, no es una historia nueva pero sí es distinto el hecho de que el héroe sea el intérprete. Sin embargo, no cometamos el error de pensar que esta no es más que otra novela que narra una historia como la de la Lista de Schindler. Para empezar la autora es Lyudmila Evgenyevna Ulitskaya, una de las escritoras rusas más reconocida y premiada de nuestros tiempos. Su novela no se limita a contar el Holocausto o el horror nazi, se adentra en la necesidad de reconciliación entre culturas y religiones en un libro que juega con la técnica de la novela epistolar y el documental ficticio basado en un personaje real. En el libro leemos informes, cartas, transcripciones de conversaciones grabadas, etc.

Lo curioso es que aunque el material lo ha creado ella, el personaje sí que existió con el nombre de Oswald Rufeisen, también conocido como "hermano Daniel". Se ha escrito ya sobre Oswald, incluso se hizo una película sobre su hazaña en 2001 dirigida por Amir Gera. Toda su vida es un cúmulo de contradicciones e imposibilidades. Fue un judío polaco que hablaba muy bien alemán y que tenía aspecto de señor oriundo de Alemania, por eso logró el puesto de intérprete en un momento en el que las tropas alemanas necesitaban gente que les facilitase la comunicación. Al aceptar el puesto consiguió un uniforme y pases a zonas de acceso restringido. Durante meses nadie sospechó de él y aprovechó para avisar a la gente del gueto que debía huir o para pasar armas a la resistencia. Sus acciones salvaron a cientos de personas. Cuando le traicionaron y se descubrió su verdadera identidad huyó a un convento, en el que permaneció escondido durante un año.

No os cuento más porque la idea es animaros a leer el libro o a investigar la vida de este hombre.

Ahora, si os apetece descubrir más literatura rusa moderna y no quedaros solo en Anna Karenina y la necesidad de las estaciones de la época de poner un cartel de "Mind the Gap" (Tenga cuidado con no meter el pie entre puerta y andén), os dejo otra recomendación muy curiosa:



Otra edición que gana puntos al incluir el nombre de la traductora en la portada, pero es que además si uno lee la contraportada quiere saber más, os dejo unas pinceladas:

...sofás que tienen la capacidad de traducir cualquier idioma, brujas que necesitan pagar cuotas, [...] demonios en edad de jubilarse, profecías en las que son posibles las erratas, ordenadores que piden que no se los moleste mientras piensan, [...] personas a las que se permite seguir trabajando a título póstumo

Seguro que esto os ha despertado un poquito la curiosidad, ¿verdad? Aunque solo sea para descubrir si los sofás son el verdadero enemigo y no G++gle Translate.

jueves, 4 de junio de 2015

Elegancia susurrada y algo de fuego

No hay nada como arrancar la jornada de consecutiva en la tienda de Loewe en Serrano. La sala que tienen abajo suele albergar una exposición más relacionada con la fotografía de moda o similar por lo que tenía mucha curiosidad por saber más acerca de la artista que han elegido en esta edición: Tina Modotti.


La artista nos da la bienvenida

Esta mujer de gran belleza nació en Italia pero se mudó a Estados Unidos con su padre, donde trabajaría como actriz y modelo  y años después y de la mano de Edward Weston nada más y nada menos, acabó en México. Weston la animó a acompañarle para que le ayudase en el estudio y de paso aprendiese un poco más sobre fotografía. Modotti, modelo de Weston aprendió a toda velocidad y se lanzó a capturar con su cámara el movimiento cultural que bullía en el país, así como la compleja realidad socio-política que la rodeaba.

Diego Rivera en plena faena


Fotografió a artistas como Rivera o Clemente Orozco mientras pintaban murales, formando parte del grupo artístico e intelectual que rodeaba a Frida Kahlo y Rivera.

Frida y Tina


A pesar de estar en pleno epicentro creativo, no quiso olvidar nunca la realidad que convivía con el arte.

No solo de arte vive el hombre. Las brochetas de fruta ayudan.
Modotti es una de esas artistas en las que el personaje a veces eclipsa al arte. Su vida personal tenía tanto misterio y emoción que muchas veces se pierde de vista su calidad como fotógrafa. Vivió pocos años en México, un periodo intenso y creativo, que se puede recorrer en la exposición. Para los curiosos, os dejo una imagen, la de Julio Álvarez Mella, que está en la sala, que fue uno de sus amantes y se rumoreaba que ella colaboró en la brevedad de su existencia. Se vio obligada a abandonar el país en parte por esa acusación y por sus ideas políticas pero si realmente cumplió con su leyenda de Mata-Hari o no lo tendréis que descifrar buscando por vuestra cuenta la relación de este hombre con la artista. Ya sabéis que la curiosidad es clave para un intérprete.

Pequeño pero con truco

Después de una exposición tan interesante lo suyo era entrar en una sala que nos dejase sin aliento y en el ayuntamiento de Madrid o sala Centro Centro Cibeles tenemos 2 exposiciones que nos muestran opciones muy interesantes.


Para la rueda de prensa optamos por susurrada en una esquina y es una suerte que el centro tenga salas tan alargadas y con tan buena acústica. Esta es una técnica que he utilizado varios años en el festival porque resuelve varios problemas a la vez y, aunque no es la más cómoda del mundo, tiene sentido en ruedas de prensa breves que luego van a continuar en forma de visita guiada (donde cambia la técnica de interpretación). Cuando toda la presentación tiene lugar en español y la prensa extranjera no supera en número a la nacional, una opción es elegir la esquina más alejada para organizar una susurrada en grupo que fusione la inmediatez de la simultánea con la capacidad de resumir el discurso en las ideas principales de la consecutiva pero sin toma de notas.

(Imagen cortesía de Paco Posse @Fotopaco)


Además, lo bueno de esto es que he cumplido con la tradición anual de conseguir que un guarda de seguridad me eche la bronca por "hablar" durante una presentación (mientras interpretaba en mi esquina) pero en general todo salió sin incidentes.

Una de las exposiciones es Latin Fire e incluye 180 fotografías de diversos países de Latinoamérica desde 1958 hasta 2010 procedentes de la colección Anna Gamazo de Abelló. Es una maravilla dividida en dos capítulos, uno más centrado en el Fuego como representación de la lucha, la revolución y las armas presentes en muchos de estos países en este periodo histórico y el segundo se centra en el fuego apasionado que se despierta en nuestro interior cuando bailamos, cuando nos vamos de fiesta y disfrutamos de la vida. 70 artistas, 8 países representados y una sala enorme que nos sorprende con una imagen de Korda de la revolución que es impactante, pero para no repetir artista, os dejo con algunas de las que más me han gustado:

- No podía faltar el Che, hay varias imágenes suyas pero esta es especialmente impactante.




- Otras son menos violentas pero dejan huella de todos modos:

Hay bañadores que han causado estragos


- El punk no ha muerto a pesar de las amenazas:

¿Qué diría Johnny Rotten?

- Esta me ha encantado, no sabría explicar el motivo pero tiene sentido si hablamos de fuego:



Como siempre, si os interesa el festival y la fotografía, os dejo el enlace del blog de Paco Posse, que es de los más completos en términos de información y fotografías de las distintas salas: Blog

lunes, 1 de junio de 2015

La revolución, las mujeres y una canción desesperada

Ya ha arrancado el Festival Internacional de Fotografía Photoespaña 2015 en la ciudad de Madrid y este año el tema que vertebra toda la red de exposiciones que invade la ciudad es la fotografía en Latinoamérica, ¿existe una identidad única o una multitud de visiones de la vida en un territorio tan amplio?

Nada como sacar el cuaderno de notas para las primeras visitas guiadas por artistas y comisarios de esta primavera. En esta ocasión hemos arrancado por una de las joyas del festival, la exposición que se puede ver en el Museo Cerralbo (al lado del Templo de Debod) sobre los retratos femeninos de Alberto Díaz Korda. Quizás ahora mismo el nombre de Korda os suene pero no tengáis claro de qué. Cuando empecé a preparar esta consecutiva lo primero que me enseñó Google es el retrato por el que se hizo más famoso, es un rostro que adorna infinidad de camisetas, chapas y todo tipo de parafernalia: el Ché Guevara.

Soy más popular que las camisetas de Los Ramones
Pero esta imagen no está incluida puesto que el tema que genera el hilo narrativo de la exposición es la mujer y la pasión que el artista sentía por las féminas y la búsqueda del ideal de belleza. El entorno de la sala del museo se presta a esa contemplación de la fotografía de modo y publicidad por la que destacó el Estudio Korda en la ciudad de La Habana a finales de los años 50. La exposición arranca con las primeras fotografías que hizo con su primera mujer de modelo y nos muestra su evolución artística y sentimental.

Nidia Ríos a lo Marilyn y a lo loco

Algunas de sus modelos imitaban poses que inmediatamente reconocemos: Nidia parece una Marilyn cubana y otra de las modelos nos recuerda a Brigitte Bardot. De hecho, la imagen de esa Brigitte semidesnuda causó tal revuelo que Korda se vio en la necesidad de llamar a su secretaria, que no era modelo pero sí una mujer muy guapa, para pedirle que apareciese vestida de negro en un cementerio para hacer una serie de fotos tituladas la Belleza y la muerte a modo de respuesta ante las críticas de que su trabajo era demasiado erótico.

De negro pero en plan informal



Korda acabó convertido en uno de los fotógrafos de la revolución y acompaña en sus viajes a Fidel Castro para mostrar a los líderes pero no deja su lenguaje publicitario de lado. Tal y como comenta la comisaria, lo que hace es cambiar modelos por líderes políticos y revolucionarios pero el estilo de fotografía es similar. Su trabajo era mostrar al pueblo y al público en general el rostro de los líderes, sin embargo Korda ya había reconocido que uno de los motivos por los que se hizo fotógrafo fue para retratar mujeres, su auténtica pasión, así que en pleno desfile su objetivo buscaba a las mujeres milicianas y les dedicaba caricias con los negativos.


En los sesenta el estudio fue intervenido y se perdieron muchos de los negativos y de las copias de su trabajo. Recuperó la serie de la revolución y conservaba algunas copias de sus proyectos anteriores pero ahora Estate Korda está haciendo un esfuerzo por recopilar las copias que puedan estar aún pérdidas.

Si después de este viaje a La Habana os apetece ver más Latinoamérica, una parada interesante es Casa de América, que desde que soy intérprete para Photoespaña siempre ha tenido una exposición pero que este año se convierte en parada lógica en el recorrido.
La exposición de esta edición no puede tener más artistas, literalmente:

No son hormigas, son los nombres de los fotógrafos

Aquí nos recibe la exposición: Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos. Esta sala reune algunos de los trabajos que han pasado por Transatlántica desde 2008. Este es el foro de artes visuales de Photoespaña y AECID en Latinoamérica. La muestra se divide en secciones con diferentes temáticas e imágenes de artistas y países distintos. Cada sección además incluye una cita que es el nombre o parte de la letra de una canción que está, en cierto modo, relacionada con el tema de esa sección. La música siempre nos hace sentir algo o recordar momentos, de ahí el juego entre lo musical y lo visual. 

"Que bueno que no fui Lady Di" - Gloria Trevi


No se ve pero la cita aquí era: "Puto" - Molotov


Un consejo si se animan: hay que llevar el móvil preparado, al inicio uno se puede descargar la lista de Spotify con las canciones y así enriquecer la visita. Lo ideal es ver cada sección mientras suena la canción correspondiente.

Pon un Spotify en tu visita

El festival acaba de abrir sus puertas y por ahora el cuaderno y yo tenemos ganas y fuerzas, así que preparaos, porque mañana habrá más exposiciones, notas y post-its.