miércoles, 18 de diciembre de 2013

Tres intérpretes en una cafetería

Se termina el año y es hora de pensar en las luces y las sombras del 2013. ¿Se han conseguido los objetivos? Difícil pregunta, con una respuesta que varía dependiendo del mes.

Al inicio del año, los propósitos no se huelen ni por asomo los giros que va a ofrecernos la trama de nuestra historia en los siguientes 12 meses, así que cualquier objetivo que nos fijemos tendrá que ser flexible por necesidad.

Se han abierto puertas que ni siquiera imaginaba, se han cerrado otras que daba por seguras.


Los posos del té no dan muchas pistas


En 2013 el blog ha recibido dos menciones, lo que es muy positivo. Pero quizás una de las cosas que más me ha gustado este año ha sido la posibilidad de contar con tantas voces en esta bitácora: entrevistas a intérpretes de otros países, a compañeros de cabina, entradas sobre moda, sobre editoriales, etc. Gente con una vivencia similar y a la vez tan distinta.

Gracias por vuestra colaboración y vuestro tiempo, el blog no sería el mismo sin vuestra ayuda, por eso no quería dejar escapar estos últimos días sin daros las gracias.

Esta tarde he podido compartir un té con dos de las voces del 2013. Una viene de Perú, es la de Viviana Tipiani (Intérpretes por el mundo: Lima) y la otra es la de la intérprete y traductora italiana, residente en Madrid, Eleonora Montanari (Interpretar con estilo).

¡Por las voces del 2014!



2 comentarios:

Carol dijo...

Me encantan tus entradas como siempre! Feliz Navidad!

Aida dijo...

Muchas gracias Carol, siempre anima saber que alguien está al otro lado. :)