lunes, 3 de junio de 2013

El cuerpo, la mujer y los bombones de Viena

Primera jornada de interpretación en Photoespaña 2013 y no he podido tener mejor arranque de semana.
Empezamos en el Círculo de Bellas Artes donde se pueden visitar 4 exposiciones que giran de forma diferente alrededor del tema que sirve de nexo en esta edición: Cuerpo, Eros y política.

Un intérprete tiene que ser puntual, es parte del trabajo, si una rueda de prensa empieza a las 10:30 se sobreentiende que el intérprete llegará a las 10:15 pero si encima el intérprete es tan agonías de la puntualidad como servidora es probable que llegue a las 10:00. Siempre es mejor tener que esperar en una cafetería que llegar tarde por culpa de un atasco no previsto. En el caso del festival además me gusta ir con tiempo para poder estudiar la sala antes de que llegue todo el mundo.

La primera exposición fue la de Zbigniew Dłubak, Estructuras del cuerpo, que se muestra en la sala Juana Mordó. Se pueden ver series de las décadas de los sesenta y setenta de este fotógrafo polaco hasta el 28 de julio. La sala muestra varias fotografías de desnudos y cuenta con una iluminación muy particular que crea un entorno íntimo que resulta curioso.



Después subimos a la sala Picasso donde siempre hay exposiciones grupales de lo más interesantes.

La de la izquierda es la intérprete


El tamaño de la sala permite exponer diferentes puntos de vista y quizás por eso es una de las salas que más me gusta como público, aunque no tanto como intérprete por la acústica, pero esta vez el trabajo fue realmente muy fácil porque tenía que interpretar a una persona encantadora, Gabriele Schor, comisaria de la exposición Mujer. La vanguardia feminista de los años 70. No es habitual que los ponentes nos faciliten el discurso por escrito, pero ella me pasó toda la información y además el tema era tan interesante que no supuso el más mínimo problema.

Mujer en la sala Picasso

Es una exposición que reúne obras de artistas de la década de los 70. Es la primera vez que esta selección de la colección SAMMLUNG VERBUND se expone en España y cuenta la historia de la revolución y la explosión creativa que supuso esta década para las mujeres que decidieron romper con los papeles unidimensionales que les asignaba la sociedad, para salir de los límites impuestos por los ideales de belleza femenina heredados a través de las obras de arte de una historia escrita principalmente por hombres. No solo muestra obras de artistas como Cindy Sherman sino que ofrece al público la oportunidad de descubrir artistas hasta ahora desconocidas y de explorar nuevas perspectivas.
Las series de Cindy Sherman disfrazándose para mostrar diferentes identidades ya han formado parte del festival pero lo que me sorprendió fue una serie de una artista menos conocida que estudia los papeles asignados a la mujer a través de la ropa y el maquillaje en 1974, es decir, un año antes de que Sherman empezase a trabajar.

Birgit Jürgenssen muestra a una mujer
que intenta escapar pero se ve atrapada por una puerta de cristal
Una de las primeras series que nos encontramos al entrar en la sala es la de Renate Bertlmann que juega, dentro de una exageración irónica, con el símbolo de la novia. Esa mujer a la que visten como una reina para que tenga un día especial, perfecto, en el que todo es hermoso. Es una figura que vive en la frontera entre el sueño y la realidad. Esa novia que acaba por despertar y se puede encontrar en una pesadilla de la que no podrá escapar. Su novia está embarazada y acaba paralizada por el miedo al futuro en una silla de ruedas. No deja indiferente.

Alguien del público la rebautizó como la novia cadáver
Fernando Brito explicó la razón que le llevó a iniciar su proyecto, en el que aún sigue trabajando. Se titula Tus pasos se perdieron con el paisaje y retrata cuerpos asesinados en Sinaloa (Méjico). Muestra el resultado de la violencia que sufre su país porque necesitaba expresar lo que veía y dar a conocer una realidad que a menudo no llega o pierde su fuerza por culpa de la frecuencia con la que sucede. Dijo que dado que hay tantos muertos, apenas se piensa en ellos, porque al día siguiente pueden aparecer otros. Esta exposición les da algo más de vida, para que puedan denunciar lo que les ha pasado.

La última exposición que se puede visitar es muy impresionante, es el diálogo entre las obras de dos grandes maestros de la fotografía que fotografiaron desnudas a las mujeres que amaban a pesar de que hacer algo así en sus respectivas épocas era romper con la moral establecida. Él, ella, ello. Diálogos entre Edward Weston y Harry Callahan se puede ver en la sala Goya hasta el 28 de julio.

Una primera jornada muy interesante y como premio la comisaria de la exposición Mujer me ha regalado una caja de bombones de Viena (de ahí el título de esta entrada)

¿Quién dijo que el arte no te da de comer?



No hay comentarios: