miércoles, 11 de enero de 2012

5 cosas que uno debe saber antes de salir con un traductor/intérprete

La culpa de esta entrada la tiene Gemma Sanza (@escepticina), que ha publicado en el Twitter el enlace a una entrada genial que se titula 5 Things you should know before dating a scientist (las cinco cosas que uno debe saber antes de empezar a salir con un científico). No salgo con un científico pero me ha hecho mucha gracia y por eso me he puesto a darle vueltas al coco (lo que nunca es bueno) y he elaborado una lista, pero, como siempre, tenéis el espacio de comentarios a vuestra entera disposición para corregir, añadir o explicar cualquiera de los puntos.

1. Si planeas una cita romántica en el cine, empieza a buscar las salas de versión original más cercanas. Ya he comentado que ver una película doblada con un traductor o intérprete puede ser una tortura. Si ya le tienes cariño, lo llevas lo mejor que puedes pero si es una de las primeras citas y quieres que la cosa vaya adelante, mi recomendación es ir sobre seguro. Nada de películas dobladas, a menos que te parezca divertido y sexy escuchar cada cinco minutos comentarios como: "Eso no tiene sentido", "eso seguro que es un fallo del traductor", "¿Pero es que contrataron a un mono oligofrénico para traducir esto?", etc.
Nota de la autora: si la cosa va bien y te vas a vivir con el traductor o traductora de turno, mi consejo es seguir con la versión original.

2. La clave es la flexibilidad. Si tu traductor es autónomo, sus horarios serán caóticos. A un traductor no le parecen tan raros porque es a lo que está acostumbrado. A veces es difícil explicar que durante el fin de semana te toca trabajar porque te han encargado la traducción de un documento o porque tienes que interpretar en el congreso que se celebra aprovechando el puente de mayo. A menudo los trabajos llegan sin avisar y hay que cambiar o cancelar los planes a última hora. Lo bueno es que tu traductor también te puede dar sorpresas y tener días libres cuando el resto del mundo está trabajando. Puede parecer que no es positivo, pero un autónomo que no tiene trabajo un lunes por la mañana puede ir a hacer papeleo, comprar leche o lo que se tercie.

3. Si la flexibilidad no es problema, quizás este sea el momento de comentar que tampoco viene mal tener paciencia. Queda bien decir que tu chica es intérprete, aunque muchos pensarán que sales con una actriz en paro, pero la película de Hollywood ha facilitado mucho estas conversaciones. Lo único malo es que cuando los amigos de tu chico te conocen se pueden llevar un chasco si no te pareces mucho a Nicole Kidman, pero es un riesgo que hay que correr. Sin embargo, por muy "fashion" que pueda parecer, salir con una intérprete o con un traductor autónomo tiene un pequeño inconveniente. Básicamente nos quejamos y somos un poco agonías. Ahora me diréis que soy una exagerada y que la que me quejo soy yo (muy cierto, cada uno es un mundo, yo desde luego soy una agonías). Es decir, me quejo en los picos altos de trabajo, cuando no tengo tiempo ni para dormir o ducharme. Me quejo porque acabo agotada y no paro de decir que no me importaría vivir con menos dinero si tuviera más tiempo personal. La cuestión es que cuando la cosa se calma y no me llaman tanto, suelo esperar una media de tres días o incluso una semana y luego empiezo a agobiarme por no tener más trabajo, porque me aburro si no hago nada.
En resumen, mucha paciencia y la capacidad para decir: "sí, cariño" pase lo que pase (tampoco se necesita más).

4. Las frases para ligar pueden ser trampas asesinas, aconsejo extremo cuidado. De sobra es conocido que un traductor y/o intérprete trabaja estudiando el lenguaje a diario. Incluso cuando no trabajamos, nos dedicamos a destripar las frases, corregir a los presentadores de los telediarios y a leer los anuncios del metro con lupa. Escribir un piropo en el muro de Facebook de un traductor puede suponer el final de una bonita historia de amor si no se hace con un mínimo de cuidado (y pasando el corrector). De todos modos, por experiencia, cuando estás en el inicio de la fase de cortejo habitual (en un bar con una copa en la mano o en la barra esperando que el camarero te haga caso), los candidatos suelen sentir la necesidad de personalizar las frases de ligoteo (con poca habilidad en muchos casos). Si la chica en cuestión te dice que es traductora cuando le preguntas si estudia o trabaja, no necesita que pongas cara de saber de qué va la traducción. Es más, mi consejo es evitar las frases de alto riesgo:
- Entonces hablarás muchos idiomas, ¿cuántos hablas?.....¿solo dos/tres?
- Yo también hago traducciones en mis ratos libres, ya sabes, con el Collins y un poco de morro (frase basada en hechos reales).
- Pues ahora con el Google Translate ya no tendrás nada de curro y en nada inventarán algo para las conferencias (basado en muchos hechos reales).
- Estoy estudiando inglés por mi cuenta, ¿crees que si hago traducciones me puedo sacar algunos eurillos? (basado en un hecho del que no quiero acordarme).

5. Si no te caen bien las personas con un cierto nivel friki, quizás deberías dejar de leer esta entrada. Somos un colectivo cada vez más numeroso, por lo que hay de todo, pero por lo que leo en los blogs y

La inspiración de esta entrada no es únicamente la lectura del enlace que puso Gemma, es fruto del positivismo con el que Curri y Pablo han iniciado el 2012 en sus respectivos blogs (Algo más que traducir y Localización y testeo con Curri)

Y si queréis conocer traductores/ intérpretes, saber algo más sobre la profesión, preparar una cita sorpresa para tu traductor/intérprete y disfrutar de cine y coloquios, este viernes Asetrad inaugura en Madrid el ciclo La traducción en el cine, os dejo el Programa por si os interesa.

¿Qué consejos o avisos darías a los aspirantes a ser pareja de un traductor o intérprete?

17 comentarios:

Eli aka NC dijo...

Huy, pues yo soy traductora y la vez que fui a ver una película de Emir Kusturica en V.O. me quería pegar un tiro xD Talvez soy demasiado prosaica para apreciar según qué cosas, jajaja.

Aida dijo...

Es que Kusturica es mucho Kusturica. Sobre gustos en cine no hay nada escrito, a mi me encanta la V.O. pero eso no significa que solo vea cine de autor, he visto auténticos horrores en V.O.

Eleonora dijo...

Ufff... la de veces que he escuchado eso de "He pasado unos meses en Inglaterra, si tienes que traducir cosas al inglés me las puedes pasar!" -_-

Jordi Balcells Antón dijo...

Pues si con Kusturica, que es un fiestero, te aburres… Yo me lo paso pipa con su No Smoking Orchestra. Bueno, solo he visto cuatro pelis suyas, no sé el resto.

Eso sí, reconozco que no se me ocurriría llevar a una primera cita a ver una de Kusturica. O una de Terry Gilliam, que a ese también hay que darle de comer aparte, por mucho que me gusten ciertas pelis suyas.

Aida dijo...

A mi Kusturica no me aburre pero para una primera cita no me pega. Los horrores que mencionaba no iban por él, más bien por otro tipo de cine. He visto pelis infumables comerciales en V.O. que eso no lo salvaba ni el acento sexy de alguno de los actores.

Judit SinH SamblastodojuntoconM dijo...

Solo con leer los comentarios de la entrada, ya queda claro que hay que estar hecho de una pasta especial para atreverse con alguien de nuestra especie.

Judit SinH SamblastodojuntoconM dijo...

Solo con leer los comentarios de esta entrada queda claro que hay que estar hecho de una pasta especial para atreverse con uno de nuestra especie :-p

Jordi Balcells Antón dijo...

Judit: Bueno, no me tomes a mí de ejemplo, que además de traductor, soy friki. De regalo, Unza Unza Time, el megahit de la No Smoking Orchestra con Kusturica al bajo: http://www.youtube.com/watch?v=bXCyQW3WwqM

Aida dijo...

Mejor, Judit, así nos tocan solo los valientes.

Aida dijo...

Jordi,me declaro friki y orgullosa de serlo. No coincidimos en la Semana Negra pero es que a mi los comics me pierden y el cine es mi otra pasión (he estado en el festival de Gijón y me fui a ver Ninja Assasin en V.O.)
Hay que aclarar que el pase era gratis y que me lo pasé en grande con las cara de horror de mis sufridos acompañantes.

negraysucertificado dijo...

Pues acá el comentario de alguien que se decidió a correr el riesgo de tener una relación, y vivir, con uno que pertenece a la especie traductora.
Aida, me siento tooootalmente identificada con lo que dices, pero creo que habría de recalcar y subrayar la parte de la paciencia jajajaja
Es muy interesante entrar en su mundo, porque te permite aprender la importancia detrás del buen uso de las puntuaciones (horror!! si no los usas) o la verdadera historia del porqué Mexico se escribe con "x" y no con "j", información muy importante para tener una buena vida!
Pero la verdad es que se aprecia mucho tener un amansaburros (diccionario) andante y además, buen amante! ;) (creo que tanta pensadera hará sus cosas, no!?)
Besos!

Javier Sánchez dijo...

Esta entrada es buenísima, no voy a perder de vista tu blog =D

Antonio CP dijo...

Yo tengo la suerte/desgracia de casarme dentro de poco con una traductora y la verdad es que sois gente peculiar. Mi chica es, casi con total seguridad, la persona más culta que he conocido nunca y aún hoy me asombra la facilidad con la que se queda con la letra de las canciones en inglés o con la velocidad con la que escribe. Pero también hay que aguantar los comentarios en el cine que decíais o los días en los que prácticamente no la veo por que no despega la cara del ordenador. Las neuras cuando va apretada de trabajo son un llamamiento a la paciencia y el autocontrol. En fin, que hay que tener valor, pero a mi me gusta estar con una persona capaz de hablar casi de cualquier cosa y de la que se puede aprender tanto. Vivan los traductores!!

Anónimo dijo...

Me sé un chiste de Kusturica:

Se abre el telón y aparece un tipo con un roto en la camisa muy mal cosido. ¿Cómo se llama el director la película?

-Emil Kosturita

Anónimo dijo...

Hola!

Soy traductora recién licenciada y lo que dices me recuerda a las conversaciones que muchas veces tengo con mi novio. No por el tema de trabajo, desafortunadamente no tengo el lujo de no tener tiempo ni para ducharme, pero sí por todo lo demás. Cada vez que vemos una peli me mira y me dice: ¿no te quedarás calladita un rato? Aunque sinceramente, creo que en el tema del cine, los comunicadores audiovisuales (¿se llaman así?) son mucho peores. ¿Habéis ido al cine con alguno de ellos? Si es así, sabréis que ellos no te dejan ni abrir la boca para comentar el lenguaje que están utilizando. Son una buena medicina :-)

Fabian dijo...

Chicos, chicos, que eso nos pasa a todos (a muchos al menos). Yo soy psicólogo y lo de "yo tengo mucha psicología" lo he escuchado también muchas veces. y lo de no hablar pensando que voy a analizar lo que diga la otra persona, también... ¡¡¡Que en todas partes cuecen habas!!!

Aida dijo...

Cierto Fabian, yo conozco a varios licenciados en psicología a los que les han dicho las cosas más raras.