domingo, 27 de noviembre de 2011

Traducción médica con F. Navarro y un libro

En varias entradas he repetido la importancia de la formación continua, para ser traductor y/o intérprete es necesario mantener la curiosidad del estudiante y seguir aprendiendo año tras año. Estancarse es un error profesional. Afortunadamente cada vez hay más oferta de cursos, seminarios y charlas que nos permiten seguir en la brecha sin tener que dedicar demasiadas horas (muchas veces algunos cursos no son compatibles con los horarios de trabajo).

Hace algunos meses alguien dijo que no veía la parte de traducción de este blog y tenía bastante razón. También soy traductora pero normalmente me resulta más fácil y divertido contar las anécdotas de cabina (manías personales). No significa que la traducción sea más aburrida, solo que me cuesta más hablar de esa parte de mi trabajo. Pero soy traductora y uno de los temas en los que trabajo es la traducción médica, sobre todo de ensayos clínicos.
Empecé a traducir temas médicos hace ya casi siete años, mientras vivía en Barcelona, porque un familiar que es médico me animó a formarme y mientras hacía un curso sobre este tipo de traducción, ese mismo familiar me dijo que me comprase el diccionario crítico de dudas inglés - español de medicina de Fernando Navarro (segunda edición). Muchos sabréis que este diccionario es básico si vas a traducir temas de medicina y que en 2012 saldrá la nueva edición, que por lo que he oído estos días, va a ser una actualización en toda regla.

Este fin de semana se ha celebrado en Madrid un curso de traducción médica organizado por Asetrad e impartido por Fernando Navarro. No podía faltar, necesitaba ir a la fuente para seguir aprendiendo. El curso era intensivo y muy breve (me quedé con ganas de más). La tarde del viernes arrancó con una charla: Los errores del lenguaje biosanitario. La segunda parte se centró en ejercicios prácticos y eso me gustó mucho. Ver las cosas sobre el papel, con el texto delante permite la participación, si bien, he de decir que la parte teórica (quizás porque tocó temas que ya conozco) me pareció más básica y luego la parte práctica era más compleja y mucho más breve.

La jornada del sábado fue la que más me gustó, principalmente por la parte práctica, en la que tomé muchas notas. Varias de las dudas que tengo al trabajar salieron en clase (eso es siempre positivo en cualquier curso). Se mencionó rápidamente el tema de la traducción de los diferentes médicos en un servicio de urgencias, los residentes de primer año, el MIR (o MED como se llama ahora) y ser descifraron muchas de las siglas que se usan en el lenguaje médico. Esa parte me pareció muy útil. Las siglas son una pesadilla en la traducción médica, sobre todo  cuando apenas tienes contexto y tienes que leer y leer hasta comprender lo que está pasando para poder situar las cosas. No suena tan mal lo de leer hasta aprender pero la historia siempre se complica cuando tienes un plazo de entrega de pocas horas.

Algunas de las cosas dichas en este curso:
- Si en inglés tienes una enumeración de países como: "America, Belgium, France, Germany, Italy, and Spain", no es correcto traducirlo: "Estados Unidos, Bélgica, Francia, Alemania, Italia y España" porque en inglés los países están ordenados alfabéticamente y en castellano deberían estar ordenados del mismo modo, por lo que Alemania debería ir al inicio y España no tendría que ir al final.
- "A&E" (Accidents & Emergency) en Reino Unido, "ER" en Estados Unidos y "urgencias" en España
- Rebound tenderness: es el dolor que se produce cuando el médico presiona el abdomen del paciente pero que cuando lo suelta sigue doliendo o incluso duele más. En castellano un médico lo llama "Bloomberg positivo" o "signo de (von) Bloomberg positivo".
- Al traducir "exclude", es más correcto "descartar" que "excluir"
- "Clerk in" en castellano puedes "hacer un ingreso" "ingresar al paciente" o "preparar un ingreso"
- "Review": no "revisas" al paciente, el médico lo que hacer es "ver" al paciente.
- "Examine": los médicos no van con los exámenes del cole a "examinar" (aunque estaría bien, a mi me pillarían siempre con el tren que sale de Bilbao y el que sale de ....)
- "Ward sister" no es la "chica de la curva o la hermana de sala" es la "enfermera de planta"

Y mucho más. Lo dicho, la clase práctica del sábado me pareció muy útil, la pena es que fuera tan breve.

Fue una gran ocasión para desvirtualizar compañeros de profesión, como a Valeria (@rainylondon, que es traductora e intérprete) y al propio Fernando Navarro que me sorprendió en muchos sentidos. La primera de las sorpresas fue saber que es de Salamanca (como servidora). Quedó claro que es un defensor de las bondades de la ciudad universitaria. Luego, para animar los descansos, propuso el sorteo de uno de sus libros (Parentescos insólitos del Lenguaje). Dicho sorteo se realizó el sábado, con papeletas y una mano inocente propiedad de Judith Carrera, que ya tenía el libro. Yo llevaba un rato con ganas de poder hablar con Fernando Navarro pero no había encontrado la ocasión y el sorteo me la ofreció dado que me tocó el libro y fue tan amable de firmarlo.
Fernando Navarro en la entrega del libro (yo con el abrigo)

Sí, como os podréis imaginar, hubo sospechas de tongo, porque soy de Salamanca, pero es cosa de la mano inocente (que es de Soria).

¿Habéis asistido a alguno de sus cursos? Yo ya estoy ahorrando para el diccionario de 2012.

No hay comentarios: