martes, 23 de agosto de 2011

Una intérprete en la JMJ (parte II): las cabinas

En esta segunda parte me voy a centrar más en el trabajo en cabina:


Como he comentado en la anterior entrada, recibíamos la imagen por la pantalla de televisión pero tendíamos a seguir más el audio que la imagen por diferentes motivos. Para empezar, tal y como he explicado ya, habíamos preparado un documento con todos los discursos y lecturas e incluso habíamos marcado las canciones para poder seguir paso a paso cada ceremonia sin equivocarnos. Nuestra tarea era pasarlo todo al inglés para los peregrinos anglo-parlantes que nos seguían desde un canal reservado para el inglés en la radio de los peregrinos. De entrada parece muy sencillo porque más que interpretar lo que teníamos que hacer era leer, puesto que el trabajo duro ya estaba hecho pero aún así todo intérprete sabe que jamás puede perder el hilo del audio, porque aunque en un evento de estas dimensiones no hay muchos cambios de última hora, todo es posible y no puedes desentenderte de lo que están diciendo en realidad. 

Pero no es solo por los posibles cambios en el discurso, en este caso además teníamos que ocuparnos de pequeñas partes que se pronunciaban en otras lenguas que no dominábamos. Nuestro trabajo era pasarlo todo al inglés, absolutamente todo, pero se han leído textos del evangelio en portugués, en latín y el Papa ha saludado a la gente en alemán, polaco y francés todos los días. Ahí no nos ha quedado más remedio que usar las traducciones oficiales que nos han facilitado pero con cuidado de no perder el audio de tal forma que la interpretación encajase con lo que se iba diciendo y no fuese más rápida o mucho más lenta.

Otra de las novedades en este trabajo fue cuando los técnicos nos explicaron que íbamos a trabajar en "cabinas puras". 
Yo personalmente no había trabajado nunca antes en este tipo de cabinas, son aquellas en las solo se interpreta a un idioma, en nuestro caso solo teníamos el canal de inglés. No era necesario hacer directa e inversa. De hecho, cuando se leía algo en inglés nuestra cabina se quedaba muda. 
(Mi compañero, Iván, me ha dado permiso para que publique su foto trabajando)


Ha sido una experiencia diferente y positiva, me ha encantado trabajar en la misma sala con 13 compañeros intérpretes y después de estos días de esfuerzo les deseo unas felices vacaciones a todos.

No hay comentarios: