martes, 31 de mayo de 2011

Rostros, caos y momias: primer día del festival

En clase de interpretación debería incluir ejercicios prácticos de resistencia física, porque hay días en los que una acaba agotada después de varias horas interpretando de pie con el cuaderno de notas en las manos. Una de las mejores herramientas para el intérprete de consecutiva es un par de zapatos cómodos.

Hoy ha sido la primera jornada trabajando dentro del festival PHE11 con la prensa extranjera y por el momento me ha gustado bastante lo que he visto. Lo mejor de este trabajo es que mientras trabajo puedo ver todas las exposiciones. Hoy he estado en el Teatro Fernán Gómez, donde se puede ver una mega exposición, Face Contact, que incluye piezas de diversos artistas. Hay una sala titulada Quinceañera, sobre las fiestas y las fotos que se hacen a las niñas en Cuba y me acordé de las fiestas de quince de Caracas de mi juventud. Lo mejor era el mural con las fotos de las quinceañeras que han metido con el Photoshop a Brad Pitt a su lado (el carpeterismo llevado a la era digital).
Además de esto, el teatro incluye una zona en la que uno se puede sentar (cosa que se agradece) para leer el blog de la cubana Yoani Sánchez y una sala con vídeos en los que diferentes personas llegan al orgasmo. Esta sala ha hecho que más de uno sonriese como una de las quinceañeras antes mencionadas.

Estas son dos de las fotos que más me han gustado:

- La foto de la abuela anarquista con su cocktail molotov en su saloncito:


- Y esta que simplemente me encantó:

En la siguiente sala, el Museo ICO, me tocó currar un poco más. El comisario Hou Hanru habló en inglés sobre la duda de si lo que aparece expresado en las obras de arte es verdad o ficción, sobre el caos que se experimenta en la transición, sobre el post-colonialismo y post-comunismo. Diversos artistas, soportes e imágenes que representan un mundo en cambio, porque sin el cambio no se evoluciona. Una de las obras es un muro que hace las veces de pizarra, el artista ha creado allí unos dibujos que hablan de los cambios e incluye un guiño al movimiento de las acampadas (dado que el museo está muy cerca de Sol). Lo mejor de este museo es la sala a oscuras donde solo se pueden ver las imágenes si uno entra con una cámara y emplea el flash. El comisario dijo que era como una especie de "agujero negro" donde uno puede entrar y del que quizás no salga (quedáis avisados).

En Casa de América se pueden ver dos exposiciones, una es la de Carlos Endara que muestra el amor de los panameños por los retratos de estudio y la evolución del país en unos años clave para Panamá. Me han encantado algunas fotos, la de la niña dentro de una caja, como si fuera una muñeca, o la de la mujer-sirena, el hombre-Neptuno y son geniales las fotos de grupo (el grupo de chinos que estudian español, el club de cricket, etc.)
Por la tarde nos ha tocado la sala de la CAM en Alcala 31, en la que se pueden ver varias de las series de Cindy Sherman, de Thomas Ruff y de Frank Montero Collado. Cindy Sherman es bastante conocida, ahora aún más porque recientemente se ha vendido una de sus fotos casi por 4 millones de dólares. En las fotos la artista se disfraza y representa diferentes personajes y estereotipos con dosis de humor e ironía. La serie de Frank Montero me ha parecido muy interesante, se trata de los retratos del mismo hombre a medida que va pasando el tiempo y he sacado una foto de esa serie porque Frank se parece mucho a uno de mis tíos (y me ha hecho mucha gracia).




Y finalmente terminé la jornada en el Museo Arqueológico, una de las paradas que más me gustó. Es la primera vez que este museo se une al festival con una exposición muy interesante, los Retratos de Fayum que son una serie de 13 retratos nunca antes vistos en España de la necrópolis de Fayum. Son pinturas hechas de los rostros de personas, que se pintaron mientras estaban vivas para incluirlas en sus tumbas cuando muriesen. El nuevo comisario de Photoespaña, Gerardo Mosquera contó que estas imágenes son las primeras fotos de carnet del mundo, solo que estas "fotos" pintadas de estilo greco-romano se colocaban con los muertos para que sus almas les reconociesen rápidamente, de ese modo podrían ir antes al reino de Osiris (vamos, la foto de pasaporte del inframundo)

Mañana más...(si mis pies aguantan)





2 comentarios:

Paco dijo...

¿Te han quedado ganas de continuar por la tarde?

La verdad es que hacer de intérprete es una suerte, te enteras mucho mejor que nosotros de qué van muchas cosas. A mí me toca volver a verlas otro día.

La de mañana sí me apetece mucho verla, y tengo curiosidad por ver qué darán en la inauguración de la parte de Loewe :)

Aida dijo...

No tenía elección y además aún no había ido al arqueológico, que me apetecía mucho.
Lo de Loewe es un misterio. A nosotros nos invitan a un desayuno por la mañana y una periodista extranjera preguntó si tenía que ir en ayunas...para mi que en Loewe no dan churros con café pero todo se verá. A mi fijo que no me dan nada porque en 3 años aún no he conseguido ni un catalogo pero al menos me dan visitas guiadas de todas las exposiciones (no me quejo)