lunes, 19 de julio de 2010

¡Qué verde era mi .... escapada a Asturias!

El calor en la capital, junto con la falta de trabajo del interesante hace que los fines de semana tenga menos que contar aquí. Ahora mismo me dedico a impartir los cursos de verano para futuros intérpretes y a intentar traducir documentos para un par de clientes sin derretirme.
Por eso este fin de semana pasado decidí que era hora de oxigenar los pulmones y tratar de descubrir qué era eso de la Semana Negra de Gijón. La verdad sea dicha, fui con una amiga y nos dedicamos más a ver Gijón que otra cosa, porque ella no conocía la ciudad e ir y no hacer turismo tiene delito, pero me ha dado pena no aprovechar más la semana negra porque tiene de todo, stands de libros y comics, sitios para comer casi de todo, los alfajores estaban impresionantes, con un dulce de leche muy rico y coco. Además había carpas de conciertos, de charlas, norias, puestos ambulantes, vamos, un poco de todo y eso que apenas nos dio tiempo a ver el inicio porque nos ganó el cansancio.

El año que viene repito y voy preparada para pasar la noche ahí, solo espero que tengamos la misma suerte con el clima, porque este fin de semana en Asturias ha lucido el sol acompañado de una brisa fresca que para alguien que huía del calor sofocante de Madrid ha sido la respuesta a todos los males.

No hay comentarios: